Preboda en la montaña. J + M

Sesion de preboda en un cuevafotos de prebodaFotos de preboda en una cuevaSesion de pareja en una cuevaideas para prebodasPrebodas originalesfotos de preboda en la naturalezapreboda en el montePreboda en gipuzkoa, peñas de aiasesion de preboda en la naturalezaparque natural de peñas de aia / aiako harriak parque naturalaSesion de pareja en la montañaPreboda en gipuzkoaPreboda en el pais vascoPreboda en EuskadiFotos de preboda para inspirarseFotos de monte peñas de aiaSubiendo peñas de aiaAscension a peñas de aiaPreboda en una montañaPreboda al atardecerPreboda de unos montañerossubir txurrumurrusalida montañera a peñas de aia

 

No hace tanto tiempo que hemos empezado a hacer más habitualmente las prebodas ( sesiones de pareja antes de casarse) y nos hemos dado cuenta al realizarlas, que es una muy buena idea para conocer mejor a nuestros novios y que estos a la vez se vayan relajando delante de nuestra cámara.

Con Marta y Jorge me paso algo que no siempre consigo con todas mis parejas. Conecte con ellos muy bien desde el principio, y no es de extrañar porque los tres compartimos una misma pasión: La montaña. Así que fue muy fácil entenderme con ellos, ya que teníamos un tema de conversasion que nos apasionaba a todos, y es que el monte tira mucho, una vez que lo pruebas te engancha.

En la entrevista que realizamos antes de la boda les comente la posibilidad de hacer una sesion preboda para poder quitar nervios y a ambos les pareció muy bien, ya que tenían cierto pavor a las camaras y se lo querian ir quitando para la boda. El lugar donde íbamos a realizarla estaba claro, tenia que ser algún monte. Al principio pensamos en el pirineo pero al final por logística se descarto y tuvimos que tirar de los montes de la zona.. Y cual es la montaña más alpina de cerca de Donostialdea? Pues Peñas de Aia / Aiako Harriak, sin duda! La única montaña que tenemos cerca de granito y primera montaña del pirineo atlántico, muy especial para todos nosotros.

Entonces allá que fuimos, no antes sin pasar por una cueva cercana que conocía y a la cual les lleve para hacer más amena la excursión. Una vez salidos de la cueva, nos pusimos las zapatillas y tiramos monte arriba a coronar la segunda cima del pequeño macizo, Txurrumurru, la más aérea de todas. Un bonito atardecer nos regalo la luz dorada, hasta que el sol se nos puso detrás del mar, un día perfecto para una preboda de montañeros.

Ondo bizi!